Solucionar inicio lento en Windows 11/10

En este artículo te explicaré cómo solucionar el problema de que el arranque de Windows 11/10 tarde mucho tiempo. Aquí te presentaré varios métodos que puedes seguir fácilmente.

Método 1: Desactivar aplicaciones no deseadas al inicio

El primer método consiste en desactivar las aplicaciones no deseadas que se ejecutan al inicio del sistema. Para ello, sigue estos pasos:

  1. Haz clic derecho en la barra de tareas y selecciona Administrador de tareas.
  2. En la pestaña Inicio, desactiva una por una todas las aplicaciones que no necesites.

Esto ayudará a reducir el tiempo de arranque al evitar que se ejecuten muchas aplicaciones innecesarias al inicio.

Método 2: Desactivar el inicio rápido

El segundo método consiste en desactivar la opción de inicio rápido. Sigue estos pasos:

  1. Escribe Opciones de energía en la barra de búsqueda de Windows y selecciona Opciones de energía.
  2. Haz clic en Elegir lo que hacen los botones de encendido.
  3. Desmarca la opción Activar inicio rápido y guarda los cambios.

El inicio rápido permite arrancar el sistema más rápido, pero a veces puede causar problemas de lentitud en el arranque.

Método 3: Realizar una comprobación de disco

El tercer método consiste en realizar una comprobación de disco para detectar y corregir posibles errores en el sistema de archivos. Para hacerlo, sigue estos pasos:

  1. Escribe CMD en la barra de búsqueda de Windows y ejecuta el Símbolo del sistema como administrador.
  2. Escribe el siguiente comando y presiona Enter: chkdsk /f /x
Relacionado:  Solucionar problema de actualización de Windows 10 pendiente

Esta comprobación de disco ayudará a solucionar posibles errores que estén ralentizando el arranque del sistema.

Método 4: Actualizar Windows

El cuarto método consiste en asegurarte de tener las últimas actualizaciones de Windows instaladas. Para ello, sigue estos pasos:

  1. Haz clic en el botón de Inicio y selecciona Configuración.
  2. Dentro de la configuración, selecciona Actualización y seguridad.
  3. Haz clic en Buscar actualizaciones y asegúrate de instalar todas las actualizaciones disponibles.

Actualizar Windows es importante para garantizar un funcionamiento óptimo del sistema y solucionar posibles problemas de rendimiento.

Espero que estos métodos te ayuden a solucionar el problema de arranque lento en Windows 11/10. Si te ha sido útil este artículo, no olvides compartirlo. ¡Gracias por visitarnos!

Vídeo explicativo