Solución para el alto uso de CPU y RAM en Windows 11/10

Bienvenido/a. En este artículo, te explicaremos cómo solucionar el problema de alto uso de CPU y memoria RAM en Windows 11 y 10. No te preocupes, no necesitarás ninguna herramienta complicada o técnica avanzada. Te daremos tres métodos sencillos para solucionar este problema.

Método 1: Configuración del sistema

El primer paso es abrir la configuración del sistema. Para hacerlo, simplemente busca configuración del sistema en la barra de búsqueda de Windows y haz clic en la opción que aparece.

A continuación, ve a la pestaña Servicios y marca la casilla Ocultar todos los servicios de Microsoft. Esto es importante para evitar deshabilitar servicios importantes del sistema. Una vez hecho esto, haz clic en el botón Deshabilitar todo y luego ve a la pestaña Inicio.

Aquí encontrarás una lista de aplicaciones que se inician automáticamente al encender tu computadora. Desactiva todas las aplicaciones que no necesites que se inicien automáticamente. Para ello, simplemente desmarca las casillas junto a cada aplicación.

Método 2: Diagnóstico de memoria

Otro método para solucionar el problema de alto uso de CPU y memoria RAM es a través del diagnóstico de memoria. Para ello, busca diagnóstico de memoria en la barra de búsqueda de Windows y haz clic en la opción que aparece.

Una vez allí, verás la opción de reiniciar tu computadora y buscar problemas de memoria. Haz clic en esta opción y sigue las instrucciones que aparecen en pantalla. El sistema realizará un análisis exhaustivo de la memoria y te mostrará si hay algún problema.

Relacionado:  Solucionar problema del botón de retroceso de Windows 11

Método 3: Ajustes avanzados del sistema

Por último, puedes ajustar la configuración avanzada del sistema para obtener un mejor rendimiento. Para ello, nuevamente busca configuración avanzada del sistema en la barra de búsqueda de Windows y haz clic en la opción que aparece.

En la ventana de configuración avanzada del sistema, ve a la pestaña Configuración y marca la opción Ajustar para obtener un mejor rendimiento. Esto desactivará algunos efectos visuales que consumen recursos y mejorará el rendimiento general del sistema.

Esperamos que estos tres métodos te ayuden a solucionar el problema de alto uso de CPU y memoria RAM en Windows 11 y 10. Recuerda que estos pasos son simples y no requieren conocimientos técnicos avanzados. Si te gustó este artículo y fue útil, no dudes en compartirlo. ¡Gracias y hasta la próxima!

Explicación en vídeo