¿Problemas de lag en Windows 11? Aquí tienes cómo solucionarlo

Hola a todos, en este artículo te mostraré qué hacer si el explorador de archivos de Windows 11 está lento.

Solución 1: Utilizar el modo de pantalla completa

La primera solución que siempre debes considerar es presionar la tecla de acceso directo F11 mientras estás en el explorador de archivos. Esto colocará el explorador de archivos en modo de pantalla completa y eliminará la barra de comandos, lo que puede mejorar su rendimiento.

Solución 2: Actualizar Windows 11

Otra solución útil es asegurarse de que Windows 11 esté actualizado. Para hacer esto, presiona el botón de Windows, luego escribe «actualizar» y selecciona «Buscar actualizaciones» en los resultados de búsqueda. A continuación, haz clic en el botón «Buscar actualizaciones» y espera a que Windows busque y descargue las actualizaciones disponibles. Si encuentra alguna, las instalará y esto podría solucionar el problema de rendimiento del explorador de archivos.

Solución 3: Cerrar aplicaciones y procesos en segundo plano innecesarios

Otra solución recomendada es cerrar las aplicaciones y procesos en segundo plano innecesarios. Para hacer esto, haz clic derecho en el botón de Windows y selecciona «Administrador de tareas». En la pestaña «Procesos», selecciona y finaliza las tareas de todas las aplicaciones listadas bajo «Aplicaciones». También puedes revisar y finalizar los procesos de terceros innecesarios listados bajo «Procesos en segundo plano». Esto liberará recursos y podría mejorar el rendimiento del explorador de archivos.

Relacionado:  Cómo configurar luz solar en sketchup

Solución 4: Reiniciar el explorador de archivos

Si ninguna de las soluciones anteriores funciona, puedes intentar reiniciar el explorador de archivos. Para hacer esto, vuelve a la pestaña «Procesos» en el Administrador de tareas, encuentra el proceso «explorer.exe», haz clic derecho en él y selecciona «Reiniciar». Esto reiniciará y restablecerá el explorador de archivos, lo que probablemente solucionará cualquier problema de rendimiento que esté experimentando.

Solución 5: Desactivar el acceso rápido

Finalmente, otra solución útil es desactivar el acceso rápido en el explorador de archivos. Para hacer esto, abre el explorador de archivos y haz clic en el botón «Ver más» representado por tres puntos horizontales. Luego, selecciona «Opciones» en el menú desplegable. En la ventana de opciones de carpeta, asegúrate de seleccionar «Este equipo» en el menú desplegable junto a «Abrir el Explorador de archivos en». A continuación, desmarca las opciones «Mostrar archivos usados recientemente en Acceso rápido» y «Mostrar carpetas usadas con frecuencia en Acceso rápido». Por último, haz clic en «Limpiar» y luego en «Aplicar» para guardar los nuevos ajustes.

Con todas estas soluciones, deberías tener varias ideas y opciones para solucionar el problema de un explorador de archivos lento en Windows 11. Si deseas más información y detalles, puedes consultar el artículo relacionado que se encuentra en la descripción de este contenido.

Aquí puedes seguir el vídeo tutorial