Título: Cómo solucionar la lentitud de la laptop después de formatear en Windows 10/11

En este artículo te mostraré qué hacer si tu laptop se vuelve muy lenta después de formatearla y cómo solucionarlo rápidamente.

Paso 1: Limpiar la memoria caché de Windows

La primera solución que siempre debes considerar es limpiar la memoria caché de Windows. Para hacer esto, presiona el botón de Windows y luego escribe «disk cleanup». Selecciona la opción «Liberar espacio en disco» que aparece en los resultados de búsqueda. En esta ventana, selecciona la unidad principal (generalmente C) y haz clic en «Aceptar». Marca todas las opciones disponibles y luego haz clic en «Aceptar» para iniciar el proceso de limpieza. Después de esto, verifica si el problema persiste.

Paso 2: Ejecutar el comando «chkdsk»

Otra solución útil es ejecutar el comando «chkdsk». Para hacer esto, presiona el botón de Windows, escribe «CMD» y ejecuta el «Símbolo del sistema» como administrador. En la ventana del símbolo del sistema, copia y pega el siguiente comando (que se encuentra en la descripción de este artículo) y presiona «Enter». Espera a que el proceso termine y reinicia tu computadora para verificar si el problema persiste.

Paso 3: Reiniciar el servicio principal de CIS

Otra solución útil es reiniciar el servicio principal de CIS. Para hacer esto, presiona el botón de Windows, escribe «Servicios» y selecciona la opción «Servicios» que aparece en los resultados de búsqueda. En la ventana de servicios, desplázate hacia abajo hasta que encuentres el servicio principal de CIS. Haz clic derecho sobre él y selecciona la opción «Reiniciar». También puedes hacer doble clic en él y seleccionar «Tipo de inicio: Automático». Haz clic en «Aplicar» y «Aceptar» para guardar los cambios. Reinicia tu computadora para verificar si el problema persiste.

Relacionado:  Soluciones para Windows Explorer no funciona en Windows 11/10

Paso 4: Realizar un arranque limpio

También puedes realizar un arranque limpio. Para hacer esto, presiona el botón de Windows, escribe «msconfig» y selecciona la opción «Configuración del sistema» que aparece en los resultados de búsqueda. En la ventana de configuración del sistema, ve a la pestaña «Servicios», marca la casilla «Ocultar todos los servicios de Microsoft» y luego haz clic en el botón «Deshabilitar todo». A continuación, ve a la pestaña «Inicio» y haz clic en «Abrir Administrador de tareas». En esta ventana, desactiva todas las aplicaciones innecesarias, luego cierra esta ventana. Haz clic en «Aplicar» y «Aceptar» para guardar los cambios. Reinicia tu computadora para verificar si el problema persiste.

Paso 5: Ejecutar un análisis SFC y DISM

Por último, otra solución útil es ejecutar un análisis SFC y DISM. Para hacer esto, presiona el botón de Windows, escribe «CMD» y ejecuta el «Símbolo del sistema» como administrador. En la ventana del símbolo del sistema, copia y pega los siguientes comandos (que se encuentran en la descripción de este artículo) uno por uno y presiona «Enter» después de cada uno. Espera a que los análisis se completen y luego reinicia tu computadora para verificar si el problema persiste.

¡Y eso es todo! Muy sencillo, ¿verdad? Si este artículo te ha sido útil, asegúrate de darle a «Me gusta» y suscríbete a nuestro canal para más contenido de calidad. ¡Gracias por leer!

Aquí puedes seguir el vídeo tutorial