Solución de problemas USB con Windows 10

En este artículo, les mostraremos cómo solucionar el problema de USB que no funciona en Windows 10. En ocasiones, Windows no reconoce el USB o puede que haya problemas al leerlo. Aquí les mostraremos algunos pasos sencillos para solucionarlo.

Paso 1: Reinstalar los controladores del dispositivo

La solución más fácil es reinstalar los controladores del dispositivo. Para hacerlo, solo deben presionar Windows + X, luego hacer clic en Administrador de dispositivos. En la ventana que aparece, deben ubicar los controladores en Controladoras de bus serie universal. Hagan clic derecho en el controlador y seleccionen Actualizar software de controlador. Pueden buscar en línea un nuevo controlador, pero recomendamos probar este método primero.

Paso 2: Desactivar opción de apagado del dispositivo

Otra solución es desactivar la opción de apagado del dispositivo. Para ello, sigan en la ventana del Administrador de dispositivos, expandan Controladoras de bus serie universal, ubiquen el concentrador raíz USB (puede haber más de uno) y hagan clic derecho sobre él. Luego, seleccionen Propiedades, vayan a la pestaña de Gestión de energía y desmarquen la opción Permitir al equipo apagar este dispositivo para ahorrar energía. Esto es completamente inútil, por lo que deben desactivarlo. Luego, hagan clic en Aceptar y reinicien el equipo.

Paso 3: Desinstalar los controladores

En el Administrador de dispositivos, expandan nuevamente Controladoras de bus serie universal. Hagan clic derecho en el primer controlador y seleccionen Desinstalar. Repitan este proceso para cada controlador en la lista y luego reinicien la PC. Windows buscará automáticamente nuevos controladores y, con suerte, el problema debería estar solucionado.

Relacionado:  Cómo Habilitar/Deshabilitar AutoSuggest en Windows 10: Tutorial

Paso 4: Desactivar inicio rápido

Para esta última solución, deben desactivar el inicio rápido. Para ello, abran el Panel de control presionando Windows + X, luego seleccionen Panel de control. A continuación, elijan Opciones de energía, luego hagan clic en Elige lo que hacen los botones de encendido y seleccionen Cambiar configuración que están actualmente no disponibles. Aquí podrán desactivar el inicio rápido. Si ya está desactivado, no hay problema.

Estas fueron las soluciones presentadas en este artículo. No olviden consultar el artículo completo para obtener más consejos. También les recomendamos utilizar la herramienta que tenemos en el artículo, un software fácil de usar que les ayudará a solucionar más errores en Windows.

Espero que este artículo les haya sido útil. No se olviden de darle «Me gusta» si les gustó y suscribirse a nuestro canal. Nos vemos en el próximo artículo. ¡Gracias por leer!

Aquí puedes seguir el vídeo tutorial