Prevenir que el Mac se duerma: tutorial para ajustar la configuración de suspensión

Bienvenido al tutorial en el que te voy a enseñar cómo evitar que tu Mac entre en modo reposo. En lugar de un vídeo, te guiaré a través de los pasos que debes seguir para configurar tu Mac correctamente.

Paso 1: Haz clic en el icono de Apple

En la esquina superior izquierda de tu pantalla, verás un icono de Apple. Haz clic en él para desplegar el menú.

Paso 2: Accede a las preferencias del sistema

En el menú, selecciona Preferencias del sistema. Esta opción te permitirá acceder a diferentes configuraciones y ajustes de tu Mac.

Paso 3: Accede a las opciones de ahorro de energía

Dentro de las Preferencias del sistema, encontrarás una opción llamada Ahorro de energía. Haz clic en ella para acceder a las configuraciones relacionadas con la gestión de energía de tu Mac.

Paso 4: Ajusta la configuración de suspensión del ordenador

Una vez que estés en la ventana de Ahorro de energía, verás diferentes opciones. Busca la opción que se refiere a la suspensión del ordenador o Suspender.

Paso 5: Configura la suspensión en Nunca

Haz clic en la opción de suspensión y selecciona la opción Nunca. Esto evitará que tu Mac entre en modo de reposo automáticamente.

Relacionado:  Desinstalar aplicaciones no listadas en el Panel de Control [Tutorial]

Paso 6: Guarda los cambios

Una vez que hayas seleccionado la opción Nunca, asegúrate de hacer clic en el botón Aceptar o Guardar para aplicar los cambios que has realizado en la configuración de suspensión.

¡Listo! Has configurado con éxito tu Mac para que no entre en modo reposo. Espero que este artículo te haya ayudado a resolver el problema. Recuerda que si tienes alguna pregunta o duda, puedes dejarme un comentario bajo este artículo. No olvides compartir este contenido web con aquellos a quienes creas que les podría resultar útil. ¡Hasta la próxima!

Sigue los pasos en el siguiente vídeo