Deshabilitar modo de suspensión en Windows 11.

En este artículo, les mostraré cómo desactivar el modo de suspensión en su computadora con Windows 11. Esto significa que su computadora nunca entrará en modo de suspensión, por lo que no tendrán una pantalla de bloqueo y no tendrán que ingresar una contraseña cada vez que la computadora entre en suspensión.

Antes de comenzar, quiero mencionar que este tutorial se basa en el sistema operativo Windows 11. Si estás utilizando una versión anterior de Windows, los pasos pueden ser diferentes.

Paso 1: Abrir el Panel de control

Para empezar, debemos abrir el Panel de control en nuestro equipo. Para hacer esto, haremos clic en el botón de búsqueda ubicado junto al menú de inicio y escribir Panel de control. Una vez que aparezca la opción del Panel de control, haz clic en ella para abrirla.

Paso 2: Cambiar la configuración de energía

Una vez que estemos en el Panel de control, debemos cambiar la configuración de energía de nuestro equipo. Para hacer esto, necesitaremos asegurarnos de que tenemos las opciones de vista configuradas en iconos grandes.

En la parte superior derecha del Panel de control, encontrarás una opción llamada Ver por. Haz clic en ella y selecciona Iconos grandes para cambiar la vista de las opciones.

A continuación, deberías ver una opción llamada Opciones de energía. Haz clic en ella para abrir la configuración correspondiente.

Relacionado:  Cómo configurar controles harry potter y el caliz de fuego

Paso 3: Cambiar la configuración de suspensión

Una vez que estés en la configuración de energía, verás varias opciones relacionadas con la suspensión. Busca la opción que dice Cambiar cuándo el equipo entra en suspensión. Haz clic en ella para abrir la configuración.

Dentro de esta configuración, encontrarás dos opciones principales: Poner el equipo en suspensión y Apagar la pantalla. Para desactivar por completo el modo de suspensión, debes seleccionar la opción Nunca en ambas.

Si deseas conservar algo de energía, puedes optar por establecer un intervalo de tiempo diferente. Pero, para desactivar completamente el modo de suspensión, selecciona Nunca en ambas opciones.

Paso 4: Guardar los cambios

Una vez que hayas seleccionado Nunca en ambas opciones, asegúrate de guardar los cambios haciendo clic en el botón Guardar cambios o Aplicar cambios que debería encontrarse en la parte inferior de la pantalla.

¡Y eso es todo! Ahora tu computadora no entrará en modo de suspensión y no tendrás que ingresar una contraseña cada vez que la pantalla se apague. Espero que este tutorial haya sido útil y te veo en el próximo artículo. ¡Adiós!

También puedes seguir los pasos en este vídeo