Cómo solucionar los bloqueos de Windows File Explorer al hacer clic derecho: reiniciar Explorer, ejecutar solucionadores de problemas, hacer escaneos SFC y DISM, actualizar Windows y realizar una limpieza de inicio.

En este artículo os voy a mostrar qué hacer si la aplicación Explorador de archivos de Windows se bloquea al hacer clic derecho. Así que, la primera solución que siempre debes tener en cuenta es reiniciar el Explorador de Windows.

Para hacer esto, haz clic derecho en el botón de Windows y selecciona «Administrador de tareas» en la lista de opciones. A continuación, haz clic derecho en «Explorador de Windows» como aplicación y selecciona la opción de reiniciar.

Es posible que veas que tu pantalla se vuelve gris o blanca, o que la barra de tareas desaparece, pero no te preocupes, esto solo es cuestión de tiempo. El Explorador de Windows se reiniciará y volverá a la normalidad. Luego, puedes comprobar si el problema persiste.

Otra solución útil es ejecutar el solucionador de problemas de búsqueda e indexación. Para hacer esto, pulsa el botón de Windows y selecciona el icono de configuración. A continuación, desplázate hacia abajo hasta encontrar la categoría «Solucionar problemas» en el lado derecho y haz clic en ella. Aquí, haz clic en «Otros solucionadores de problemas» y luego en el botón «Ejecutar» junto al solucionador de problemas de búsqueda e indexación. Espera a que se solucionen los problemas y luego reinicia tu computadora para comprobar si el problema persiste.

También puedes realizar un análisis sfc y dism. Para hacer esto, pulsa el botón de Windows, escribe CMD y ejecuta el símbolo del sistema como administrador. A continuación, asegúrate de copiar y pegar los siguientes comandos uno por uno y presionar enter después de cada uno. Ten en cuenta que estos análisis pueden llevar algo de tiempo, así que ten paciencia. Luego, reinicia tu computadora para comprobar si el problema persiste.

Relacionado:  “Extracción de texto de imágenes en Windows 10 [Tutorial]”

Otra solución es actualizar Windows. Pulsa el botón de Windows, haz clic en el icono de configuración y selecciona «Actualización y seguridad» en el panel izquierdo. Luego, haz clic en el botón azul «Buscar actualizaciones» y Windows buscará las últimas actualizaciones. Descárgalas e instálalas y luego reinicia tu computadora para comprobar si el problema persiste.

Por último, puedes realizar un arranque limpio. Para hacer esto, pulsa el botón de Windows, escribe «Msconfig» y selecciona «Configuración del sistema» en los resultados de búsqueda. Aquí, ve a la pestaña de «Servicios», marca la casilla al lado de «Ocultar todos los servicios de Microsoft» y luego haz clic en el botón «Deshabilitar todo». A continuación, ve a la pestaña de «Inicio» y abre el administrador de tareas. Deshabilita todas las aplicaciones innecesarias que no uses o que se inicien con Windows y ralenticen tu computadora. Luego, cierra esta ventana, haz clic en «Aplicar» y «Aceptar» para guardar los cambios y reinicia tu computadora para comprobar si el problema persiste.

Y eso es todo, ¡muy sencillo, ¿verdad? Por supuesto, si este artículo te ha ayudado, asegúrate de hacer clic en el botón de me gusta y suscribirte a nuestro canal para obtener más contenido de calidad. ¡Gracias por leer!

Aquí puedes seguir el vídeo tutorial