Cómo solucionar el problema de aplicaciones y juegos que no se abren en Windows 11

En este artículo, te mostraré cómo solucionar un problema común en tu computadora con Windows 11: la falta de apertura o funcionamiento adecuado de aplicaciones y juegos. Sé que puede resultar frustrante, pero no te preocupes, te guiaré paso a paso para resolver este problema sin complicaciones.

Paso 1: Acceder al editor de registro

Lo primero que debes hacer es abrir el menú de inicio y buscar regedit en la barra de búsqueda. El mejor resultado debe ser Editor del Registro. Haz clic derecho en él y selecciona Ejecutar como administrador. Si aparece una ventana de control de cuentas de usuario, selecciona Sí.

Paso 2: Crear una copia de seguridad del registro

Antes de continuar, te recomiendo encarecidamente que hagas una copia de seguridad del registro por si algo sale mal. Para hacerlo, ve al menú Archivo y selecciona Exportar. Elige un nombre para el archivo de copia de seguridad (recomiendo utilizar la fecha de hoy) y asegúrate de seleccionar Todo como rango de exportación. Guarda el archivo en una ubicación conveniente y accesible en tu computadora.

Paso 3: Editar el registro

En el editor de registro, haz doble clic en la carpeta HKEY_CLASSES_ROOT para expandirla. Luego, busca la sección .exe. Puede que tengas que desplazarte hacia abajo o usar la función de búsqueda. Una vez que encuentres la sección .exe, asegúrate de que haya un valor predeterminado (default value) llamado exe file en forma de cadena (string value). Si no lo tiene, haz clic derecho y selecciona Nuevo > Valor de cadena y nómbralo exe file.

Relacionado:  Soluciones para solucionar el retraso y la lentitud de Steam en Windows 11 [2023 SOLUCIÓN]

A continuación, haz doble clic en el valor predeterminado (default value) y asegúrate de que su valor de datos (value data) sea exe file tal como se muestra en la pantalla. Asegúrate de que no haya espacios entre las letras exe y file. Haz clic en Aceptar para cerrar la ventana.

Ahora, desplázate hacia abajo en la lista de carpetas y busca una carpeta llamada exe file (sin el punto delante). Escribe exe file en la barra de búsqueda para encontrarla rápidamente. Haz doble clic en la carpeta y, en el lado derecho de la ventana, busca el valor predeterminado (default value). Haz doble clic en él y asegúrate de que esté vacío. Si hay algo escrito, bórralo y haz clic en Aceptar para guardar los cambios.

Paso 4: Reiniciar tu computadora

Finalmente, cierra el editor de registro y reinicia tu computadora. ¡Y listo! Con suerte, esto resolverá el problema de apertura y funcionamiento de aplicaciones y juegos en tu computadora con Windows 11.

Espero que este breve tutorial te haya sido útil. Recuerda hacer una copia de seguridad del registro antes de iniciar cualquier modificación, por seguridad. ¡Hasta la próxima!

También puedes seguir los pasos en este vídeo