Cómo solucionar el error ‘Wi-Fi no tiene configuración IP válida’ en Windows 10/11

Hola a todos, en este artículo vamos a hablar sobre la conexión inalámbrica. Todos utilizamos la conexión inalámbrica para navegar por Internet a través de nuestro portátil o incluso nuestro PC, pero a veces podemos encontrarnos con errores en la conexión inalámbrica. Un error común es el que aparece en la imagen, donde se indica que «Wi-Fi no tiene una configuración de IP válida». En este artículo, vamos a mostrarles cómo solucionarlo.

Reiniciar la IP

La primera solución sería reiniciar su IP. Para hacerlo, simplemente presione la tecla de Windows + Q al mismo tiempo para abrir el cuadro de búsqueda. Allí escriba CMD y haga clic derecho en Propiedades. Luego, ejecute como administrador. Una vez que aparezca el símbolo del sistema, deberá pegar una serie de comandos. Estos comandos se encuentran en la descripción de este artículo, por lo que no tendrán que preocuparse, podrán encontrarlos allí. Sólo deben copiar y pegar el primer comando. Estos comandos restablecerán su dirección IP y una vez que reinicie su PC, el problema debería solucionarse y ya no debería recibir este error. Sin embargo, tenga en cuenta que estos dos comandos son para aquellos que tienen una dirección IP dinámica. Si tiene una dirección IP estática, deberá utilizar tres comandos adicionales después de reiniciar.

Cambiar el SSID y la contraseña

Si esta solución no resuelve el problema, siempre puede cambiar el SSID (nombre de la red inalámbrica) y la contraseña de su conexión inalámbrica. Esto es muy sencillo de hacer, sólo tiene que acceder al panel de control de su módem y podrá cambiar fácilmente la contraseña. Este proceso puede variar según el módem que utilice, pero en la imagen adjunta se muestra un ejemplo de cómo funciona el panel de control.

Relacionado:  Cambiar duración de auto-guardado en Excel [Tutorial]

Cambiar el ancho de banda del canal a «automático»

Otra solución sería cambiar el ancho de banda del canal a «automático». Para hacerlo, simplemente presione la tecla de Windows + X para abrir el menú de inicio rápido y haga clic en «Conexiones de red». Una vez allí, haga clic derecho en su conexión inalámbrica (o en su conexión actual si no tiene una inalámbrica) y seleccione Propiedades. A continuación, haga clic en la pestaña «Avanzado» y busque la opción «Ancho de banda del canal 802.11». Seleccione «Automático» en la lista desplegable y haga clic en Aceptar.

Hacer un arranque limpio

Otro método sería hacer un arranque limpio. Esto significa que abrirás tu sistema operativo de Windows sin que se ejecuten todas las aplicaciones de terceros, solo las aplicaciones de Windows. Puedes hacer esto presionando la tecla de Windows + R y escribiendo «msconfig». Luego, en la ventana que aparece, ve a la pestaña «Inicio» y abre el Administrador de tareas. En la pestaña «Inicio» del Administrador de tareas, desactiva todas las aplicaciones haciendo clic derecho sobre ellas y seleccionando «Desactivar». Una vez que hayas terminado, sal del Administrador de tareas y ve a la pestaña «Servicios» en la ventana de «msconfig». Haz clic en «Ocultar todos los servicios de Microsoft» y luego «Deshabilitar todo». Después de eso, tendrás un arranque limpio del sistema operativo Windows.

Desinstalar el software antivirus

Una solución rápida que puedes probar es desinstalar tu software antivirus. A veces, el antivirus puede ser el problema de la conexión inalámbrica. No es del 100%, pero es posible. Deberías intentar desinstalar el antivirus, luego conectarte a tu conexión inalámbrica y finalmente reinstalar el antivirus. Esto debería solucionar el problema.

Relacionado:  Solución alta memoria RAM cacheada en Windows 11/10

Hacer un escaneo de red

También puedes hacer un escaneo de red para ver si hay algún problema que esté causando el error. Para hacerlo, presiona la tecla de Windows + X y ve a «Conexiones de red». Luego, haz clic derecho en tu conexión y selecciona «Diagnosticar». Espera a que termine el proceso y Windows te informará si hay algún problema. Si no hay problemas, entonces todo debería estar bien. Sin embargo, si el problema persiste, puedes probar las otras soluciones mencionadas en este artículo.

Desinstalar el controlador inalámbrico

Finalmente, si ninguna de las soluciones anteriores funciona, puedes desinstalar tu controlador inalámbrico. Para hacerlo, presiona la tecla de Windows + X y selecciona «Administrador de dispositivos». Luego, ve a «Adaptadores de red» y busca tu conexión inalámbrica. Haz clic derecho sobre ella y selecciona «Desactivar» y luego «Desinstalar». Al reiniciar Windows, se instalará automáticamente el controlador predeterminado para tu conexión inalámbrica. A veces el controlador predeterminado es el mejor, pero si no funciona, puedes intentar obtener el controlador más actualizado de Internet.

Estos son todos los métodos que les hemos mostrado en este artículo. Esperamos que el problema esté resuelto ahora. Si tienen algún problema o duda, siempre pueden visitar nuestro sitio web mundowin.com, donde tenemos respuestas a todos los problemas que un usuario de Windows puede tener.

Hasta la próxima, ¡adiós!

Aquí puedes seguir el vídeo tutorial