Cómo acelerar inicio lento en Windows 11

En este artículo les vamos a mostrar cómo mejorar el tiempo de inicio de su computadora con Windows 11. Este tutorial es aplicable para computadoras de escritorio, laptops y tablets que utilizan el sistema operativo Windows 11, como Dell, Acer, Asus, Toshiba, Lenovo, Samsung, entre otros.

Paso 1: Desactivar aplicaciones de inicio

Lo primero que recomendamos hacer es hacer clic derecho en el botón de inicio y seleccionar Administrador de tareas. En la pestaña de Inicio podrán desactivar la mayoría de las aplicaciones de esta lista. Al desactivarlas, no están desinstalando estas aplicaciones, simplemente no se iniciarán automáticamente cada vez que enciendan su computadora. Por ejemplo, es posible que no necesiten que se inicie la impresora cada vez que enciendan la computadora, a menos que la enciendan manualmente o necesiten imprimir algo. Esto es un problema común con muchas aplicaciones de inicio, ya que se ejecutan en segundo plano sin necesidad de usarlas. También recomendamos desactivar aplicaciones como OneDrive si no la utilizan, ya que esto puede agilizar el inicio de su computadora.

Paso 2: Configurar opciones de energía

Otra opción que pueden probar es ir al menú de inicio y buscar Panel de control. En el panel de control, seleccionen la opción Opciones de energía. Asegúrense de seleccionar el plan de energía Alto rendimiento, ya que esto favorecerá el rendimiento de su computadora aunque consuma más energía.

Relacionado:  Cómo configurar mi ubicacion en facebook

Paso 3: Actualizar controladores de video

Abran el menú de inicio y busquen Administrador de dispositivos. Dentro del Administrador de dispositivos, expandan la sección de Adaptador de pantalla. Hagan clic derecho en el adaptador de pantalla y seleccionen Actualizar controlador. Elijan la opción Buscar controladores en mi computadora y luego seleccionen la opción Dejar que elija un controlador de una lista de controladores disponibles en mi computadora. Elijan el controlador específico del fabricante (si lo tienen) o el controlador genérico. Luego sigan las instrucciones para instalar el controlador y cierren el Administrador de dispositivos.

Paso 4: Desinstalar programas innecesarios

También es recomendable revisar y desinstalar los programas innecesarios que puedan estar instalados en su computadora. Para hacer esto, abran el menú de inicio y busquen Agregar o quitar programas. Dentro de esta opción podrán desinstalar aquellos programas que ya no utilicen, lo cual ayudará a acelerar el rendimiento de su computadora.

Y eso es todo. Esperamos que este artículo les haya sido útil. ¡Hasta la próxima!

También puedes seguir los pasos en este vídeo